EN ES
Enrique Bernal con cara de circunstancias

Enrique Bernal

Animator, programmer, illustrator and beer lover
Torre del Mar, Málaga, Spain
Animador, programador, ilustrador y beer lover
Torre del Mar, Málaga, Spain

MULTIMEDIA
VIDEO, AUDIO, GRAPHICGRÁFICO, PRODUCT DESIGN DISEÑO DE PRODUCTO

PROGRAMMING PROGRAMACIÓN
APPS, UX/UI, ECOMMERCE, WEB

EXPERIMENTSEXPERIMENTOS ABOUT ACERCA

Multimedia

Video
Explainers and demos Explicativos y demos

Product Producto

Explainer Explicativo

BookTrailer

App demo
Video edition + Soundtrack Edición y banda sonora

300

Candidatos

Indiana

Batman
+ video

112 ESP (list)

112 ENG (list)

First Sip Primer trago

First Sip 2 Primer trago 2

Audio
Effects and mix Efectos y mezcla

Tato Diablo

Old Indiana
Music Música

Tato Musical

Tato incidental

Tato Pacto


Openings Sintonías

+ Music + Música

+ Music 2 + Música 2

Graphic Gráfico
Illustration Ilustración

Damn Cat

Million

Hate Bites

Occurrance


Jekyll

One word

Monkey's

Posters
Publi, Logo and Branding Publi, logos y Branding

eBBi Books

Logo Logos

Tr3s Puertas

Covers Portadas


Slice of Britain

Zaska Labels Etiquetas Zaska

Product Design Diseño de producto


Zaska Beer
Programming Programación

Apps

FITA

Dubbuk

Zaska Game

eCommerce
Shopify expert at Shopify expert en

Webs



UX/UI


Dubbuk
+ Stuff Extra

Experiements Experimentos

One Minute
at Ozzie's Corner

Lisboa Tram Tranvía de Lisboa

About Acerca

Enrique Bernal was born in Cartagena, Murcia, in 1968. He lives in Torre Del Mar, Málaga, Spain.

He studied a Business Adminstration bachelor's degree but his passions has been always related to computers and more artistics disciplines as drawing and music. He studied a Master's degree in Infomation Technology.

He started to work in agencies and desing webs and later he decided to start his own Internet Agency on his own. He developed many and assorted projects: corporative webs, B2B, eCommerce sites, consulting, branding, etc.

The El Jueves humor magazine brought him to Barcelona to work with them and there he carried out many different tasks: directing the web, animations, games, films, music, tv productions, and many other things.

After some years that magazine was bough by RBA editors and was time to come back and start new projects with all that experience.

Then the iPhone appeared and Enrique started a new freelance activity in this field together with all the other things he already was doing until then, illustration, video, music, etc.

Since then he has developed many projects for clients all over the world.

Enrique Bernal nació en Cartagena, Murcia, en 1968. Después de este importante acontecimiento en su vida, ha vivido en muchos sitios pero actualmente, ya talludito, reside en Torre Del Mar, Málaga, España, un sitio estupendo que si no lo conoce, lo debería conocer, así como toda la Axarquía en general.

Se licenció en Ciencias Económicas para demostrar que el sistema educativo ofrece muchas opciones pero no escoges siempre la correcta. Lo demostró, porque sus pasiones siempre habían estado entre los ordenadores y las tareas más artísticas como el dibujo o la música, áreas éstas totalmente irrelevantes, incluso molestas, para el estudio de la economía. Sin embargo le dieron el título cuando hasta un ciego hubiera visto que ese no era su sitio. Ese fue su primer triunfo contra el sistema, aunque hay que decir que el sistema no acusó mucho el golpe, ahí sigue a su ritmo.

Así que, con el ánimo que da un primer triunfo, guardó en un cajón el título de economía y se propuso hacer lo que de verdad le gustaba: ordenadores y cosa artística. Estudió un Master de Tecnologías de la Información, donde aprendió y disfrutó muchísimo y su proyecto final ya indicaba el vector de sus inclinaciones: un cederón (tecnología punta de la época) con la promoción de una película de animación imaginaria en la que los marcianos atacaban Murcia en plan Independence Day.

Eran tiempos cuasi-prehistóricos para la tecnología de la información y no existía ni el Google, ni el Youtube, ni el Facebook ni todas esas cosas que parece ahora que están ahí toda la vida. Hasta el Flash de Macromedia iba por la versión 1. La web estaba llena de gifs animados tan horrendos como los emoticonos de ahora (espere dentro de 10 años y verá lo que le parecen). Aún así, algo se podía hacer, y nuestro héroe decidió dedicarse a lo que era la incipiente Internet. Comenzó a trabajar en agencias de publicidad y a diseñar webs, se introdujo en el Flash (es una manera de hablar) y más adelante se lanzó a poner en marcha una agencia de internet por su cuenta. Proyectos no faltaron.

Como Internet crecía muy locamente, todo iba bien. Desarrolló todo tipo de proyectos: webs corporativas, B2B, eCommerce, consultoría, branding etc. Entre ellos, la web para estudiantes, EstudiadMalditos.com, con apuntes redactados por profesores y gran potencial publicitario. Enrique y su equipo se lanzaron en picado a esa piscina pero mientras estaban en el aire, explotó la burbuja de internet y cuando llegaron al fondo, no había agua.

Se cerraba esa puerta, pero se abría otra. La revista El Jueves, con la que Enrique llevaba colaborando unos cuantos años haciendo las animaciones de Ortega y Pacheco y a la sazón, empresa socia de la web de estudiantes, le propuso marchar a Barcelona con ellos para hacer allí cosas de Internet. Y eso hizo. Enrique llegó a Barcelona en un momento dulce de la revista y allí desarrolló todo tipo tareas, dirigir la web (en un momento en que estaba entre las primeras del EGM), animaciones, juegos, películas, música, producción para televisión e infinidad de cosas más. Hasta tuvo que poner la voz a un anuncio de la revista de Bob Esponja que había que mandar a Antena 3 urgentemente. Ahora lo asume, pero entoces no se lo dijo a nadie.

Pero la misma evolución de los medios e Internet había desplazado a los kioskos de las prioridades de los lectores. Al cabo de unos años, El Jueves fue comprada por RBA, la segunda editorial de España, que tenía su propio departamento multimedia y otras prioridades. Tocó volverse y comenzar nuevos proyectos con el bagaje adquirido.

Entonces apareció el iPhone, se cargó al Flash, y se abrió un nuevo mundo de dispositivos y apps. Tras un periodo de formación, Enrique comenzó su nueva actividad freelance en este campo junto con todas las cosas que ya hacía antes, animación, ilustración, video, música, etc. Tras unos primeros trabajos, comenzó a colaborar con unas amigas de Málaga que estaban poniendo en marcha una empresa de audiolibros bilingües. La colaboración se estrechó más y más, hasta que se hizo evidente que lo más práctico era quedarse en Málaga (y si usted sabe leer entre líneas, se imaginará la razón de más peso en esta decisión).

Desde entonces ha desarrollado múltiples proyectos con clientes de todas partes del mundo. Y en ello sigue.

Enrique Bernal con cara de circunstancias
Thanks! ¡Gracias!

enriquebernal (at) gmail.com